¿Qué es hipnosis?

hipnosis bormujos

La hipnosis como procedimiento terapéutico, puede ser considerada como una de las técnicas más antiguas que se conocen para provocar cambios en los procesos cognitivos, afectivos,  psicofisiológicos, perceptuales y conductuales a través de la sugestión (Edmonston, 1986; Ellenberger, 1970; Gauld, 1992).

 El éxito de la hipnosis, es ser una técnica  muy versátil que se adapta con facilidad a las diversas situaciones clínicas potenciando el logro de los objetivos terapéuticos.

Los tratamientos basados en hipnosis habitualmente incluyen sugestiones de relajación, calma y bienestar. La mayoría de las personas describen la experiencia como agradable de tranquilidad, relajación y calma

¿Para que es útil la hipnosis?

 

  • Como facilitador para la puesta en marcha de técnicas cognitivo-conductuales.
  • En el control y reducción de de la ansiedad, (fobias específicas, trastorno de pánico, agorafobia y fobia social).
  • En los trastornos del estado de ánimo.
  • En la recuperación de la autoestima.
  • Para favorecer las estrategias en el afrontamiento del estrés.
  • En el manejo del dolor crónico haciendo que sea más tolerable y menos incapacitante.
  • En traumas, facilitando el afrontamiento de los recuerdos traumáticos.
  • En trastornos psicofisiológicos como trastornos cardiovasculares, gastrointestinales, respiratorios, dermatológicos… etc.
  • Para normalizar nuestros ritmos naturales sincronizando los periodos de descanso y vigilia.
  • Para proporcionar niveles altos de ejecución y bienestar al facilitar la puesta en marcha de los recursos propios de la persona, que se pueden ver alterados cuando los niveles de ansiedad son elevados

Aclarando mitos sobre hipnosis

  1. La hipnosis NO implica pérdida de la consciencia. El sujeto participa activamente en el proceso hipnótico.
  2. La hipnosis NO supone la pérdida de control del comportamiento del sujeto.
  3. La hipnosis NO es peligrosa. El único “peligro” de la hipnosis es que el paciente recuerde algo que tenía olvidado, que bien utilizado, le ayudará en su curación.
  4. Los individuos hipnotizados pueden dejarse influir por las sugestiones hipnóticas hasta el límite que ellos mismos consideren permisible.
  5. Ningún sujeto puede ser hipnotizado si no desea realmente hacerlo y puede «decidir » terminar el proceso cuando lo desee
  6. El sujeto puede ser remiso o negarse a decir o hacer algo que el terapeuta le pida durante el transcurso de la sesión hipnótica.

Si deseas solicitar cita previa, realizarnos alguna consulta o plantearnos cualquier duda y/o sugerencia, contacta con nosotros sin ningún compromiso.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies