Terapia de pareja

Ayudamos a decidir

Terapia de pareja, tratamiento psicológico de los problemas de pareja, gran experiencia con multitud de casos tratados. Consúltanos y pide tu cita. 

Más información

  • 955- 999764 / 618 084 861
  • Avenida del Aljarafe, núm.54 Planta 1ª Local 9 Bormujos (Sevilla)

Relación de pareja

Un camino en común.

La terapia de pareja trata, en primer lugar, de saber qué está ocurriendo y por qué no marcha bien la relación, y en segundo lugar, de ayudar en la búsqueda de alternativas para mejorar y /o afrontar decisiones complicadas.

Por tanto el objetivo principal de una terapia es ayudar a tomar la decisión más adecuada, la cual puede ser continuar con la relación o no. Una vez conseguido esto último comenzamos a trabajar para proporcionar las herramientas adecuada  que nos permitan el respeto, la comunicación y la empatía en pareja, así como la manera más sana de gestionar los conflictos

Algo muy importante que hay que tener claro antes de dar el paso para iniciar una terapia, es que es cosa de dos, al igual que la relación, de forma que si pretendemos con la terapia que cambie sólo nuestra pareja y no nos implicamos en la misma es muy difícil que pueda funcionar.

 

   Así mismo la terapia de pareja, al igual que cualquier otra, necesita de un trabajo adicional tras la consulta, necesita de una práctica en casa; el psicólogo se convierte en el “ director de orquesta”, quien marca pautas y enseña, la pareja son los “ músicos”, quienes tienen que tocar los instrumentos y deben practicar

Los motivos

Son muchos los motivos por los que una pareja puede acudir a una terapia:

• “No nos entendemos”- existe una rivalidad constante en la que cada miembro quiere llevar siempre la razón, y continuamente se ponen a prueba para ver quién gana.

• “ ¿ Nos separamos o no? “- No siempre se está seguro sobre qué es lo mejor, en este caso una terapia puede ayudar a valorar la situación de forma más realista para tomar una decisión.

• “ No funcionamos en la cama” – Los problemas sexuales deben entenderse como un síntoma dentro de la relación.

• “Él o ella no está bien” – en los casos en los que uno de los miembros de la pareja padezca un problema de ansiedad, depresión, dependencias…estos influyen directamente en la relación.

• “ Tenemos problemas con nuestro hijo”- Los conflictos familiares influyen en la relación de pareja y viceversa.

Algo muy importante que hay que tener claro antes de dar el paso para iniciar una terapia, es que es cosa de dos, al igual que la relación, de forma que si pretendemos con la terapia que cambie sólo nuestra pareja y no nos implicamos en la misma es muy difícil que pueda funcionar.

Así mismo la terapia de pareja, al igual que cualquier otra, necesita de un trabajo adicional tras la consulta, necesita de una práctica en casa; el psicólogo se convierte en el “ director de orquesta”, quien marca pautas y enseña, la pareja son los “ músicos”, quienes tienen que tocar los instrumentos y deben practicar.